CONSEJOS DE ALIMENTACÍON EN SEMANA SANTA

Estamos a un paso de Semana Santa y de todos es sabido que las fiestas siempre son un buen pretexto  para los excesos.

Sin embargo, quiero que dediques un minuto a esta lectura y que pienses cómo quieres encontrarte una vez hayan pasado las fiestas.

Recuerda cuál es tu objetivo y todo el esfuerzo que te ha supuesto llegar a este punto….

En mi empeño por ayudaros y acompañaros en estos días me gustaría leyeses estas recomendaciones e intentases aplicarlas en la medida de tus posibilidades, pues es más fácil de lo que piensas, sólo debes querer hacerlo:

  1. Anticípate a los acontecimientos, piensa con antelación qué planes tienes, donde vas a ir (hotel, casa rural, apartamento…….en pareja, con amigos y familia….), cuántos días vas a comer fuera y qué tipo de restauración vas a consumir.

–       Si viajas y te hospedas en un hotel o similar; los desayunos tipo buffet son geniales, toma tu café con leche          o su equivalente, tus tostadas aunque sean más especiales de lo normal y tu zumo o fruta.

No olvides coger una fruta y/o un lácteo o unos frutos secos o barrita de cereales para tomar entre horas.

Cuando comas selecciona el plato que más te guste, en la cantidad que tu ya conoces y acompáñalo de una                    ensalada ligera o una fruta.

Y para cenar, toma una buena carne o pescado con verduras o bien una ensalada más completa o un sándwich o          bocadillo sencillo.

–       Si te vas a una casa rural o a una caseta de campo o similar, propón tú llevar la picada, verás cómo todo       el mundo quiere que la prepares siempre tú.

Prepara unas bolas de melón con jamón, brochetas de tomate cherry con queso blanco y anchoas, esgarraet con           mojama, humus con crudité de zanahoria y pepino, boquerones, encurtidos, pulpo a la gallega…..Todo esto es             mucho más sano que las clásicas papas fritas, cacahuetes fritos, olivas, embutidos….. y  aunque después comas           sano o poco ya has estropeado el equilibrio de tu dieta.

–       Si hacéis una barbacoa decántate por un muslo de pollo deshuesado o chuletas de cordero sin grasas o una       hamburguesa de ternera y aprovecha las brasas para asar pimientos o berenjenas o patatas con piel. Prescinde así       del clásico all-i-oli, del exceso de pan, de los embutidos, de los snack que preceden estas comidas y acompáñalo           con una buena ensalada de tomates con atún o endibias con salmón. ¿ A que no esperabas disfrutas tanto?

–       Si sales de picoteo en un bar pues elige la versión más saludable, pide sepia o calamar a la plancha,                   mejillones al vapor, pimientos del padrón, pulpo a la gallega, entrecote trinchado frente a las clásicas bravas,               calamares rebozados, entrecote con salsas…….De nuevo volverás a sorprenderte…..

  1. Elige ser prudente. Prudente en las cantidades -para lo que te aconsejo que comas despacio y te sirvas en plato pequeño- y prudente en las elecciones ya que no es necesario que comas diferente a los demás.

Puedes comer cualquier tipo de plato tradicional; paella, fideuá, gazpacho manchego e incluso cenar por las                  noches pizza o bocadillos o platos combinados o hamburguesas o sushi o fajitas o kebab pero come la cantidad a        la que estás acostumbrado y evita alimentos grasos, frituras o platos con salsa.

  1. Prescinde por completo de snacks y frutos secos, olivas, rosquilletas, dulces y galletas y centra tu comida o cena con el plato que elijas acompañándolo con ensaladas o fruta para lograr que te encuentres saciado. ¡¡¡¡¡Solo evitando estos alimentos consigues ya mucho más de lo que pensabas!!!!
  2. Evita ir con hambre a las comidas principales evitarás el tan famoso atracón en el que por hambre no controlas ni la cantidad ni el tipo de comida que ingieres. Para conseguir esto tan sólo debes tomar entre horas fruta o lácteos y/o algún fruto seco natural.
  3. Es un clásico en pascua tomar las monas, los pan quemados, las torrijas y demás dulces típicos de este época. En este punto sólo puedo decirte que si no puedes resistirte, y créeme que te entiendo, hazlo en pequeñas cantidades sustituyendo tu desayuno u almuerzo o incluso como merienda cena y tómalo acompañado de una infusión o un café o cortado, así satisfaces tu deseo y no te quedas con las ganas de haberlo hecho. Pero no termines una comida o cena con un dulce siempre busca tomar una fruta, una macedonia, un sorbete o una infusión, tan sól este gesto te ahorra muchas decepciones.
  4. Entendemos normal y divertido que comer y beber en exceso es lo socialmente correcto, sin embargo la sensación de plenitud y fatiga posterior al exceso e incluso de mala sensación digestiva posterior no nos agrada. ¿Por qué no escuchamos a nuestro cuerpo y dejamos de atentar contra él?, Come y bebe con moderación como si estuvieses en tu casa aunque el tipo de comida no sea la que tenías programada.
  5. En cuanto a las bebidas intenta hidratarte a lo largo de todo el día, pues si te sientas a comer o cenar sin haber bebido agua antes, comerás de más y emplearás el vino o la cerveza como sustitutivo del agua. El alcohol contiene muchas calorías, disminuye tu determinación y te hace perder un poco el control. ¡¡¡No abuses!!!, sólo disfruta de una buena cerveza o copa de vino pues en esa cantidad no puede hacerte ningún daño.
  6. No busques excusas eso es el camino fácil, pero ¿ porqué no entender que uno puede hacer buenas elecciones en casa, en el trabajo, en un viaje, en unos días festivos?. La clave está en ti, en que disfrutes el momento sin descuidar aquello que es tan importante para tu salud e incluso para la sensación posterior a la ingesta.
  7. Estos días tenemos más tiempo para nosotros y qué mejor opción que dediques una hora al día a algún deporte que te guste caminar, correr, nadar, bailar, patinar……pues además de mejorar tus digestiones te va a ayudar a compensar los excesos de estos días.
  8. Cuando terminen estos días o entre cada día un poco más especial, haz una dieta depurativa y al día siguiente sigue con tu plan. ¡¡¡¡¡Verás cómo con todos estos consejos todo sale bien!!!!

Sólo me queda desearos una feliz Semana Santa, que disfrutéis de la compañía, de los viajes y de las ciudades o           sitios que visitéis pues tras la vorágine del trabajo y el estrés del día a día este alto en el camino nos ayuda a                 relajarnos y cargar las pilas hasta el verano.

 

Un saludo y nos vemos de nuevo a la vuelta para retomar nuestra batalla particular.

 

Montserrat Pérez

Directora de Dietas a tu Medida